Etiquetas

, , , , , , ,

Siempre hay una primera vez para todo en esta vida, incluso dentro del hobby. A pesar de que gran parte de mi colección está compuesta por muñecas de Volks, nunca había pedido nada en su web a parte de unos ojos animetic en un pedido conjunto, hace muchos años. Ayer fue mi primera vez, y por la puerta grande.

Cuando la DD Ranka Lee que pedí en Mandarake se perdió y decidí traer a casa una DD Miku, me costó decidirme entre la Snow y la estándar. Una me parecía adorable y la otra toda una diva electrónica con cara de bichillo. No sabía qué hacer, así que al final opté por la comodidad y compré la Snow Miku porque ya se encontraba en Barcelona. Como ya comenté en una entrada anterior, no me equivoqué con ella. Es la muñeca que más me ha impresionado al verla en directo (bueno, empate con mi Creamy Mami) y la que más veces sale de la vitrina, ya que además de preciosa y magnética puedo dejarla de pie con un apoyo mínimo sin miedo a accidentes fatales.

Pero como no podía olvidarme de la Miku estándar, compré una peluca muy parecida a la original y unos ojos turquesa para tener las dos versiones en una misma muñeca. Hubiera comprado también la ropa, pero las pocas veces que la veía a la venta los precios me parecían exagerados. También pensé en comprar una cabeza de Miku suelta para remaquillarla, con el mismo resultado.

Poco a poco empezó a rondarme la idea de tener gemelas Hatsune. Me daba mucha pena esconder a la preciosa Snow Miku para cambiarla a la estética de la también preciosa Miku “verde”. Y esa cara de diva mona me llamaba. La puntilla me la clavó Volks cuando se anunció que la iban a reeditar, junto con el lanzamiento de Sakura Miku, para el Dollpa 41. Empecé a guardar dinero exclusivamente para ella y esperé con emoción las noticias sobre el After Event. Daba por hecho que sería a sorteo, pero me equivoqué. Esta vez el sistema iba a ser “click war”, es decir, el primero que llega se la queda, o rebautizado por mi como “tonto el último”.  EL HORROR.

Preparé el plan a conciencia:

MIÉRCOLES:
Entro a la página de Volks con mi cuenta. Al ir a editar los datos, da error porque mi nombre de usuario es más corto de lo debido (han cambiado la web y mi cuenta se creó con la antigua). No me fío, así que creo una cuenta nueva.

JUEVES:
Por lo que he leído, en click wars anteriores la muñeca ya se reservaba para ti al meterla en el carrito, por lo que podías continuar con el proceso tranquilamente y meter los datos sin prisa. Pero esta vez la muñeca solo iba a ser tuya una vez confirmado el pedido. Así que entro en la web con mi cuenta e introduzco la dirección de envío, los datos de la tarjeta y la muñeca en la wishlist para ahorrar tiempo.

VIERNES:
Hago un simulacro de pedido para saber qué me espera. El proceso parece fácil, solo he de levantarme a las 5:45h para estar delante del PC con todo listo cuando se abran las ventas, ser muy rápida y cruzar los dedos.

SÁBADO:
5:45h, enciendo el PC. La web de Volks no funciona, no sé si es normal pero empiezo a ponerme nerviosa, esto no es lo que yo había imaginado. Empieza el apocalipsis. Durante 5 horas intento entrar a cada minuto, consiguiendo como mucho que cargue la pantalla de login pero fallando al darle al botón de entrar y llevándome una y otra vez a la pantalla de error en japonés. Después de 5 horas, milagrosamente, consigo entrar. Curiosamente, el proceso de tramitar el pedido tampoco funciona como yo había esperado tras las horas de colapso. Pensaba que, si había estado 5 horas intentando entrar sin éxito debido al tráfico, la web iría lenta, pero al contrario, funcionaba perfectamente y pude confirmar mi pedido y pagar del tirón y en un momento.

Os prometo que no lo entiendo, y si alguien ha leído esto y me lo puede explicar, lo agradeceré mucho. He leído a gente que estuvo las 7 horas, desde que se abrió la venta hasta que se agotaron los 4 modelos de muñeca del After Event, recargando una y otra vez la web para intentar hacer su pedido, sin éxito. Gente a la que le fallaba la página al darle al botón de confirmar pedido, el último paso. Otros que consiguieron entrar y tramitar una parte varias veces, sin poder acabar nunca el proceso. Gente que lo consiguió 15 minutos después de la apertura, otros tras 2 horas. Sinceramente, no era la idea que yo tenía de un click war, y tampoco me cuadra con mi experiencia personal de servidor colapsado. Me dio la sensación de ser una lotería encubierta con el plus añadido de la ansiedad y la pérdida de tiempo, en muchos casos para nada.

Por suerte, y solo por suerte ya que todo mi plan y el madrugón no creo que tuvieran nada que ver, conseguí entrar a tiempo para poder traer a casa a mi esperada Miku “verde”.

11 Mayo 19 (2)

“¡Mi gemela está en camino! Esperemos que en aduanas no quieran disfrutar de su voz mucho tiempo…”

Ahora solo falta esperar con paciencia y buscarle un nuevo nombre a Snow Miku, conocida como Miku hasta ahora. Lo natural sería llamarla Yuki, pero ya tenemos a Yukie en casa y son casi el mismo nombre.

Y hasta aquí la crónica de mi odisea por la web de Volks. ¿Habéis vivido también esta “maravillosa” experiencia? Contádmela :)

¡Gracias por leer el parrafón!