Etiquetas

, , ,

Me encantan las muñecas, de todo tipo. Mi habitación empieza a parecerse peligrosamente a una juguetería. Pero tal y como demuestra este blog dedicado básicamente a ellas, mis favoritas son las BJD.

De las secundarias, las más importantes para mi son las Pullip. Son preciosas, con buenos acabados, articuladas, personalizables fácilmente y además las que tengo yo son versiones de personajes que me encantan. Pero no consigo acostumbrarme a tratar con ellas. Ya para empezar, mi primer patinazo con las Pullip fue con la llegada de la primera, cuando nada más sacarla de la caja la puse de pie y se cayó de morros. Ahora sí que es custom, su nariz se acható.

ImagenLas hermanas Hinasaki

Con el resto de muñecas me pasa lo mismo. O se me desmontan, o pesan demasiado poco y se las lleva el aire, o son muy cabezonas e inestables… Me parecen todas preciosas, si no no las tendría, pero no sé manejarlas. Supongo que es cuestión de acostumbrarse, pero yo no lo consigo, llamadme torpe si queréis, jaja!

Anuncios